Dentro de la programación de la delegación nicaragüense en República Dominicana, se llevó a cabo una visita a la municipalidad de Jarabacoa, con el objetivo principal de conocer la experiencia del Ayuntamiento Juvenil e Infantil (AJI) desarrollada en la localidad. Participaron en la visita los nicaragüenses  Isabel Álvarez, procuradora de Derecho Humanos de Bluefields, Patricia Delgado, directora ejecutiva de la Fundación Desarrollo y Ciudadanía y Charles Wallace, director de relaciones internacionales de UNAN-Managua.

Jarabacoa 1ok

La delegación fue recibida por la alcaldesa, Piedad Quezada, quien se mostró partidaria de aplicar procesos participativos para las tomas de decisiones municipales. Un alcalde que no hace PPs, no sabe lo que se pierde: que la gente elija lo que considere prioritario es muy lindo afirmó durante el acto de presentación del AJI.

Los Ayuntamientos Juveniles e Infantiles constituyen un programa que se desarrolla en varias decenas de municipios dominicanos. Arrancó inicialmente en el municipio de Baní, con el apoyo de UNICEF y hoy se coordina desde la Federación Dominicana de Municipios (FEDOMU) con apoyo de la cooperación canadiense.

Para iniciar los AJI, se tiene que aprobar previamente una resolución de las municipalidades dándole reconocimiento institucional y contar con el apoyo de los centros escolares, explica Bienvenido Rodríguez, coordinador del proyecto nacional de Ayuntamientos Infantiles y Juveniles en FEDOMU que acompañó a la delegación en su visita. El programa se inicia con trabajo de sensibilización con las autoridades locales y personal técnico. Una vez iniciada la experiencia, se considera central que desde los propios AJI se creen otros espacios participativos, como clubes o procesos comunitarios. Para ello inician su trabajo con procesos de levantamiento de información comunitaria. El AIJ trabaja principalmente con población vulnerable.

Jarabacoa 2

Jarabacoa es considerada refugio ecológico de República Dominicana y en su territorio nacen varios de los ríos del país. Tiene una población muy joven (35% menos de 17 años) y pobre (35% no satisface necesidades básicas). Su economía se basa en la agricultura cafetal y de invernadero, así como en el turismo. En Jarabacoa se implantó en el año 2010 el presupuesto participativo y en él han participado 23.000 personas, en un municipio de cerca de 60.000 habitantes, según informa la alcaldesa Quezada. Desde las autoridades locales se procura generar espacios participativos para las principales decisiones municipales, como el plan de ordenamiento territorial, el plan de gestión ambiental o el plan municipal de desarrollo.